Alguien ha dicho que debiera mostraros cómo miro. Eso sólo puede hacerse de una forma: mostrando mis miradas. Miradas de sirena.

04 noviembre 2007

BUFONES DE PRIA


Este es el paseo amable por la costa en la que el mar de tanto en tanto se encabrita. Hoy el mar estaba alegre, jolgorioso y risueño, regalándome sus bailoteos brillantes y acompañándome en mi paseo, quizás porque sabía que necesitaba su energía. Dejó que le respirara incluso tierra adentro cuando se colaba por las heridas que la tierra ha ido admitiendo como propias sorprendiéndome su bramar cuando menos lo esperaba bajo mis pies.
El y yo sabemos que otras veces se revuelve y esa energía me embarga pero no es la que ha de cederme hoy. Hoy sólo puedo sentir su presencia ahí, bajo mis pies, escuchar sus suspiros, gemidos y quejidos, recordatorios no más de que la calma siempre tiene un fin.





-MÁS-

Glauka

4 comentarios:

Inocencia prohibida dijo...

El mar nos habla con sus cambios... Precioso texto e imágenes.

Muchas gracias por pasarte por mi blog. Me gustó el tuyo... volveré y no es una amenaza jejeje

Un beso grande

Inocencia Prohibida

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Cómo quisiera estar ahora ahí arriba de esas rocas enormes,
mirando, escuchando y sintiendo el mar revoltoso allá abajo!!!!!!!!!

Cómo quisiera estar ahí....

Que bellas fotos Glauka!!!!

Lobadiz dijo...

Veo a través de tus ojos, un mar precioso en el que yo tambien quiero aletear!
Que bonito! De donde se trata? se parece a mi Galicia :)

Pedro dijo...

¿Estás vivo?

Archivo del blog

Mi foto
Ciento ochenta centímetros de sirena morena, incluída cola.